top of page

El poder de la oratoria en la odontología: Hablar para conectar


"Normalmente me lleva más de tres semanas preparar un buen discurso improvisado"

Mark Twain


Hoy en día estamos acostumbrados a que todos nos digan lo que debemos hacer y que pocos se centren en decirnos cómo debemos hacerlo. No podemos olvidar que nuestro negocio se basa en pacientes (personas) y en profesionales (personas) por lo que la capacidad de comunicar tanto con unos como con otros debe ser uno de nuestras habilidades clave. Tal y como reza el título, debemos ser capaces de hablar para conectar.


Además, como profesional de la odontología, es posible que te enfrentes a situaciones en las que debas hablar en público en el transcurso de tu carrera. Puede parecer una habilidad innecesaria, pero déjame decirte que la oratoria puede abrir puertas que ni siquiera imaginabas. Te permite conectar con colegas, compartir tus conocimientos, liderar y mucho más.


Incluso si nunca antes habías considerado hablar en público, es una habilidad valiosa, especialmente porque te relacionas directamente con pacientes a diario.

¿Por qué es importante hablar en público para los odontólogos?


Si bien la odontología es el corazón de nuestra profesión, no podemos pasar por alto la importancia de trabajar de manera efectiva con personas. Aprender a hablar en público puede ayudarnos de muchas maneras, como:

  1. Equilibrio en nuestro entorno: Los odontólogos debemos ser amigables y seguros al mismo tiempo. Lograr un equilibrio efectivo entre estos dos aspectos crea un ambiente positivo tanto para tu equipo como para tus pacientes.

  2. Conexiones personales: La práctica de hablar en público te hará sentir más cómodo al hablar con pacientes ansiosos. Podrás evaluar rápidamente la situación y brindar el apoyo necesario.

  3. Confianza: Cuando tus pacientes sienten que confías en tu trabajo, también confían más en ti. Practicar la oratoria te ayuda a ganar confianza y mejorar tu credibilidad entre los pacientes.

La importancia de hablar en público y las habilidades que adquieres en el proceso son invaluables. Nunca sabes cuándo surgirá la oportunidad de hablar en público o cómo tus nuevas habilidades pueden ayudar a tus pacientes.


Aquí tienes cinco consejos, junto con algunos recursos para que mejores tu habilidad para hablar en público.

  • Graba tus discursos: Verás que te percibes de manera diferente a como lo haces en tu mente. Grabar y observarte te dará una mejor comprensión de tus fortalezas y áreas de mejora en la oratoria.

  • Escucha a tus compañeros y empleados: Tus colegas son una fuente valiosa de retroalimentación sobre cómo te comunicas y conectas con los demás. Sus sugerencias pueden marcar la diferencia en tu interacción diaria con los pacientes.

  • Sé más cercano: Aunque eres un profesional, no necesitas ser excesivamente formal en tu comunicación. Ya sea con pacientes o en una presentación, una actitud cálida y amigable tendrá un impacto positivo.

  • Utiliza apoyos visuales: La oratoria no se trata solo de las palabras que dices; la experiencia general es clave. A menudo, los recursos visuales pueden mejorar tu discurso, como imágenes antes y después para ilustrar procedimientos.

  • Mantén la interacción: Evita leer directamente mientras hablas. En lugar de eso, interactúa y haz preguntas a tu audiencia. Esta conversación bidireccional muestra que estás comprometido con ellos y con el tema.


En definitiva, tanto tus paciente actuales como futuros agradecerán que les trasmitas confianza y una información clara y precisa. Tratar de dominar el arte de la oratoria no solo te ayudará en ese aspecto sino que te abrirá puertas a colaborar en un gran número de eventos y plataformas del sector odontológico.


¡Nos vemos en los escenarios!


 
Logo Dentalgy

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page